Contact Us
Address: 103 Reade St, New York NY 10013
Follow Us

Blog

salud
Verduras y legumbres

Pimientos del piquillo rellenos de setas

NIVEL: medio

TIEMPO TOTAL: 60 minutos

TIEMPO DE PREPARACIÓN: 40 Minutos

TIEMPO COCCIÓN:  20 Minutos

Ingredientes

  • 1 bote de pimientos del piquillo de 250 g neto, aprox.
  • 1/2 kg de setas
  • 1 cebolla
  • 120 ml de caldo concentrado de carne (mejor casero)
  • Sal y una pizca de pimienta negra molida
  • 60 g harina
  • 400 ml de leche, aproximadamente
  • 4 cucharadas de aceite (además del de freír los pimientos)
  • 1-2 huevos

Para la salsa:

  • 25 gr. de harina
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  • 1 cucharada de tomate frito casero
  • 300 ml de agua, aproximadamente
  • Sal y una pizca de pimienta negra molida
  • 3 cucharadas de caldo de carne
  • 1 pimiento y el jugo de todos

Instrucciones

1.-Abre el bote de pimientos y pasa el contenido a un colador. Reserva el jugo junto con un pimiento, por un lado, y el resto de pimientos por otro.
2.-Saltea la cebolla, muy picadita, con una cucharada de aceite en una sartén o cazuela. Añade las setas, también muy picadas, la pimienta y la sal y cocina a fuego medio. Agrega el caldo (reservando tres cucharadas para la salsa) y déjalo que se consuma.
3.-Mientras, en otra sartén prepara una besamel espesa que juntarás con las setas. Para ello, pon 3 cucharadas de aceite y, una vez caliente, agrega 60 g de harina y un poco de sal, mezclando durante 1 minuto a fuego bajo. Vierte la leche, poco a poco, sin dejar de remover (mejor que no hierva hasta que todo esté bien unido). A continuación déjalo cocer suave cinco minutos evitando que se pegue.
4.-Une las dos elaboraciones y cocina durante 2 minutos. Da el punto de sal, pimienta y espesor conveniente (ten en cuenta que la masa espesa más al enfriarse). Retira del fuego y deja que enfríe lo suficiente para que puedas rellenar los pimientos fácilmente.
5.-Rellena los pimientos con ayuda de una cuchara pequeña y mételos al frigorífico para que se enfríen un poco más.
6.-Rebózalos en harina y huevo, fríelos en abundante aceite a fuego no muy vivo y déjalos escurrir en papel absorbente. Seguidamente, colócalos en una cazuela donde luego echarás la salsa.
7.-Salsa: Calienta a fuego medio dos cucharadas del aceite que queda de freír los pimientos, añade una cucharada grande de harina y un poco de sal, remueve y agrega una cucharada de tomate frito casero, una pizca de pimienta y tres cucharadas del caldo de carne. Continúa aclarando con agua la mezcla hasta que tenga una consistencia ligera. Tritura junto con el pimiento que habíamos reservado, déjalo cocer durante cinco minutos y ajusta de sal.
8.-Finalmente, incorpora la salsa a la cazuela de los pimientos, calentando todo junto unos minutos a fuego bajo para que no se pegue.